Bizcocho de Yogur y Calabaza

  • Bizcocho de Yogur

    Bizcocho de Yogur

  • Bizcocho de Yogur Thermomix

    Bizcocho de Yogur Thermomix

  • Bizcocho de Yogur de Limón

    Bizcocho de Yogur de Limón


  • "Bizcocho de Yogur y Calabaza"

    Receta Bizcocho de Yogur y Calabaza





    Esta receta es una receta poco conocida pero que resulta muy sabrosa. Este bizcocho de yogur y calabaza es un bizcocho con un toque de sabor muy sorprendente. Te animamos a probar nuestra receta.

    Ingredientes

    - Harina, 1/4 de kilo
    - Aceite de oliva, 100 ml
    - Calabaza, 250 gramos
    - Cuatro huevos medianos
    - Un yogur natural azucarado
    - Azúcar, 175 gramos
    - Levadura, medio sobre


    Preparación:

    Antes de comenzar a hacer la masa de este bizcocho de yogur y calabaza, vamos a preparar el horno y el molde que vayamos a emplear. Ponemos a 180ºC nuestro horno, con el calor activado por debajo y por arriba a la vez. Elige un molde adecuado, que si no es de silicona tendrás que engrasarlo con mantequilla y espolvorear después un poco de harina por encima. Y vamos ya con los pasos a seguir para la elaboración del bizcocho.

    Empieza por limpiar la calabaza, un alimento con muchas vitaminas, fibra y con un gran poder antioxidante y diurético. Una vez limpia, córtala en trozos y ponla a cocer en agua. Una vez cocida, pasamos la calabaza al vaso de la batidora con un poco del caldo de la cocción y batimos hasta obtener el puré que necesitamos.

    Reservamos el puré de seguimos preparando el resto de la masa del bizcocho. Batimos los huevos en un vaso de batidora y añadimos el azúcar y continuamos batiendo hasta que quede bien mezclado en forma de crema de color blanquecino. Echamos a esa mezcla el puré de calabaza y con las varillas colocadas en la batidoras, vamos a mezclarlo lo mejor posible.

    Después se añaden el yogur natural y el aceite de oliva volviendo a batirlos otra vez. Por ultimo añade la harina y la levadura previamente tamizadas, y se bate con las varillas poco a poco, hasta que la masa que se obtiene sea fina y sin grumos.





    El horno ya estará a 180ºC, así que solo nos queda verter la masa en el molde que teníamos ya preparado, y lo horneamos de 35 a 40 minutos. El bizcocho debe quedar dorado por fuera y bien hecho por dentro antes de sacarlo.

    Cuando compruebes que está bien hecho tanto por dentro como por fuera, lo sacas del horno, dejas templar un poco y lo desmoldas con cuidado. Solo queda dejarlo enfriar sobre una rejilla y comerlo cuando esté frio del todo.

    Esperamos que la receta os parezca interesante y que os guste si la preparáis.