Bizcocho de Yogur y Piña

  • Bizcocho de Yogur

    Bizcocho de Yogur

  • Bizcocho de Yogur Thermomix

    Bizcocho de Yogur Thermomix

  • Bizcocho de Yogur de Limón

    Bizcocho de Yogur de Limón


  • "Bizcocho de Yogur y Piña"

    Receta Bizcocho de Yogur y Piña





    Si te gustan los bizcochos con fruta, esta receta de bizcocho de yogur con piña es una delicia que seguro que te va a encantar. Te enseñamos paso a paso a prepararlo.

    Ingredientes

    - Huevos frescos, 4 grandes
    - Un yogur, lo ideal es natural
    - Aceite, una medida de un yogur
    - Azúcar blanca, dos medidas de yogur
    - Harina, tres medidas de yogur
    - Esencia de vainilla, una cucharada
    - Levadura, un sobre
    - Varias rodajas de piña en su jugo
    - Mantequilla y azúcar para el caramelo


    Preparación:

    Esta receta es una de las preferidas en casa, ya que es muy sabrosa por el sabor que le da la piña y además la misma le da una textura muy agradable cuando se come. Es sencillo de preparar y no necesitas ingredientes que no solemos tener en la cocina. Te detallamos la receta a continuación.

    Prepara la batidora de varillas si tienes y sino emplea unas varillas manuales de las de toda la vida, para que los ingredientes se mezclen lo mejor posible. Elige y prepara también el molde que vayas a usar para el bizcocho, que debes untar con margarina o mantequilla por todos lados y espolvorear harina por encima si no es de silicona, ya que si no se puede pegar el bizcocho y romperse al desmoldarlo. Y pon el horno a calentar a 190ºC, activado por arriba y por debajo.

    En el vaso de la batidora o recipiente que hayas elegido, vamos a batir el yogur, los huevos, el aceite y el azúcar todo junto, batimos bien formando una mezcla homogénea. Echa primero el yogur y emplea ese mismo vasito para medir el resto de ingredientes que lo necesiten.

    A esta mezcla agregamos la harina, la levadura y la vainilla, lo seguimos batiendo todo muy bien. Es interesante cernir la harina y la levadura, con lo que les quitarás los grumos e impurezas que tengan. Ve agregando la harina poco a poco sin dejar de batir, para que sea más fácil dejar la masa bien fina.

    Troceamos un par de rodajas de piña en trocitos pequeños, y las añadimos a la masa que tenemos preparada. Si queréis echar más, podéis hacerlo, todo va a depender de lo que le guste a cada uno. Deja algunas rodajas para adornar la parte superior del bizcocho si quieres. El horno estará ya listo, así que metemos el molde relleno en el mismo y lo dejamos unos 35 minutos, aproximadamente, algo que varía en función del horno. Comprueba siempre que está bien hecho por fuera y por dentro, pinchando el interior para ver si está bien.





    Mientras se hornea el bizcocho, preparamos el caramelo, poniendo en un cazo unos 50 gramos de azúcar y otros 50 gramos de mantequilla, lo calentamos durante varios minutos removiendo de vez en cuando, con lo que conseguimos una especie de caramelo líquido que nos servirá para añadir al bizcocho.

    Saca el bizcocho unos 10 minutos antes de que esté totalmente horneado, y extiende el caramelo por encima, y vuelve a a meterlo hasta que finalice su horneado. Sácalo cuando esté bien hecho y déjalo que enfríe fuera del horno, desmoldando y colocando sobre una rejilla para que se temple del todo antes de servirlo.