Bizcocho de Yogur y Plátano

  • Bizcocho de Yogur

    Bizcocho de Yogur

  • Bizcocho de Yogur Thermomix

    Bizcocho de Yogur Thermomix

  • Bizcocho de Yogur de Limón

    Bizcocho de Yogur de Limón


  • "Bizcocho de Yogur y Plátano"

    Receta Bizcocho de Yogur y Plátano





    Te presentamos ahora la receta detallada para hacer en casa un delicioso bizcocho de yogur y plátano. Es un bizcocho muy sabroso y saludable, que gustará sobre todo a los que les encante el sabor de plátano.

    Ingredientes

    - Un yogur de plátano o natural
    - Huevos, 3 ó 4 grandes
    - Harina, tres medidas de yogur
    - Azúcar, dos medidas de yogur
    - Un plátano maduro
    - Aceite de oliva, una medida
    - Levadura, un sobre


    Preparación:

    Este bizcocho de yogur y plátano es uno de nuestros bizcochos favoritos, porque en casa nos encanta comer plátanos, sobre todo si son plátanos de Canarias, que están riquísimos y los tenemos a mano todo el año. Empezamos a detallaros el proceso de elaboración.

    Primero pon el horno a 180ºC, activándole el calor tanto arriba como abajo. Después prepara un molde que te guste, recordando untarle mantequilla y harina a las paredes si fuera necesario.

    Vamos a comenzar a preparar este bizcocho de yogur y plátano echando los huevos un recipiente apto para batidora o en un bol amplio, añadimos además el yogur, el aceite de oliva y el azúcar. Con una batidora de varillas vamos a batir todos los ingredientes hasta formar una pasta cremosa de color blancuzco o amarillento. Por otro lado vamos a cernir la levadura y la harina, por si tuvieran impurezas o apelmazamientos, y las agregamos poco a poco junto a los otros ingredientes, y volvemos a batir hasta conseguir una mezcla homogénea.

    Se vierte la masa resultante en el molde que teníamos preparado, y pelamos el plátano y lo cortamos a rodajas, que iremos colocando bien repartidas por toda la masa, para que después estén por todo el bizcocho. Si el horno ya está a la temperatura correcta, mete el molde en el mismo y deja que se hornee unos 35 minutos. Cuando veas que por fuera está ya con buen color, pincha el centro del bizcocho con un cuchillo para ver si el interior ya está bien horneado. Si no es así, déjalo un poco más. Si estuviese en su punto, lo sacas del horno.



    Deja que se enfríe un poco a temperatura ambiente, para luego desmoldarlo y dejarlo enfriar. Nunca deje el bizcocho que se enfríe sobre una base que no sea una rejilla, ya que es importante que se ventile por debajo para que se enfríe sin que el calor condensado haga que el bizcocho sude.

    Y cuando esté totalmente frío, ya puedes servir y disfrutar de este bizcocho tan exquisito.